“Infinita mirada”,

Por su aspecto podríamos decirle dios, guerrero, leyenda…  Bima Suci nos muestra la esencia de una sociedad, la indonesia, plagada de símbolos y creencias.  Ni el más mínimo detalle se pierde en la simbología de este dios con cuerpo de serpiente.  A tal punto ha sido la exigencia de este proyecto, que La marina de guerra indonesia supervisó cada detalle y se mostró encantada desde el principio con la visión del escultor.  Jose Molares  dedicó mucho tiempo a documentarse y realizó varios bocetos que finalmente consiguieron llamar la atención de los responsables indonesios.

Un trabajo muy laborioso, no solo por sus magníficas proporciones y sus detalles milimétricos, sino por la simbología y su gran impacto en la sociedad Indonesia.

 

<<Formar parte de este proyecto ha sido agotador, pero muy positivo>> -insiste Jose Molares.

El Bima Suci es ciertamente el buque insignia de la Marina de Guerra Indonesia, y su mascarón de proa debía mostrar con decisión su fuerza y arraigo a las costumbres de aquel pais.  Ha habido multitud de retoques conceptuales, detalles en la expresión, en el gesto, en el tamaño…

Sin duda uno de los trabajos simbólicos más impactantes que ha pasado por las manos del escultor.  Un orgullo sentir el beneplácito de una cultura tan alejada de la nuestra, saber que has acertado en la figuración y en todo el proceso es emocionante.

El precioso mascarón de proa llevará la firma del escultor Jose Molares con orgullo por todos los mares del planeta, y eso es sin lugar a dudas una recompensa difícil de igualar.

 

 

ver galería